lunes, 22 de diciembre de 2008

Anatömia

tengo una sonrisa nerviosa en el ventrículo izquierdo y una mirada calma en el lóbulo parietal

viernes, 19 de diciembre de 2008

miércoles, 26 de noviembre de 2008

sin respuesta

por qué me molesta la lluvia cuando voy con prisa y me encanta bebérmela en el té...
por qué unos minutos al sol me llenan la cabeza de "puedo",
por qué sólo esos abrazos me templan la vida, as veces gélida
Por qué insisto en hablar por el telefonillo cuando la persona está al otro lado de la puerta
por qué te doy la espalda cuando duermo, o desvío la mirada cuando la tuya está clavada en mi
por qué me apetece un helado a 5 grados cuando nunca los como a 39
por qué busco completar en un minuto cosas que me llevarían 9 vidas
por qué una llamada me muda el ánimo
por qué me empeño en rellenarme el alma con presentes cuando me siento bien y me lo reescribo en pasados cuando no lo estoy...
por qué desaparecería del mundo si me diesen una nube voladora y me precipitaría al vacío cuando pasase por encima de tu cama...
por qué puedo leer con multitud de ruidos a mi alrededor y no puedo hacerlo cuando sólo permanece el silencio


cosas que no salen en palabras, que te mostraría en la concavidad de mis manos, como la estructura de mis pensamientos en este momento, o la próxima correlación en aquel, el color del hilo que ata realidad con significado dependiendo de la tensión que se ejerza sobre él...

Así que me quedo en silencio
Y el silencio es esto...

domingo, 23 de noviembre de 2008

XY

Tengo que confesarlo. Hoy lloré de amor.

Es que no fui capaz de abarcar tantos sentidos activos, expansivos, al mismo tiempo...
Es que... ¡¡se me estremeció la existencia y no la pude contener!!, que se me despegó de dentro y se me escapó gota a gota por los lentes. Y todo porque no fui cuidadosa, porque me dió por sentir así, fuerte, desde dentro. Por dejarme sobrepasar por las percepciones. Por olvidarme esta mañana de apuntalarme la materialidad, que ya me lo tiene dicho el psicólogo...

La piel erizada, cada poro una pequeña montaña coronada con las más ígneas nieves.
Los labios ansiosos, ora entreabiertos ora tarascados, hirientes, heridos, hurtados, húmedos.
La mirada perdida entre piel y tejidos, traspasando fibras y encallando en poros, de nuevo, poros saturados de relente que encrespan más los propios.
El oído percibiendo sin hacerlo, concretado en sentidos, palpitando.
Debía decir algo hermoso, mas sólo la melodía envolvía los espacios libres.

Noto la mirada hincada, hinchada. Y desde el marco perlado por la espectativa cumplida, propulsada, le abrazo. Noto como me disuelvo, y desesperada intento escorarme entre carne y piel, busco algo - ¡consistente! - que refuerze mi morfosis. Y de ahí que cuando me traspasa entre sus brazos y me envuelve su olor; cuando me diluyo entre roces y aromas, con acordes y susurros, exhalaciones y tremores; se da, no más, y no puedo dominar...

jueves, 20 de noviembre de 2008

Folhas II

Las hojas caen
sobre las lineas que te escribo,
que me pintas el cuaderno
de otoño!




viernes, 14 de noviembre de 2008

te propongo un plan...

píntame la mañana, hoy me apetece algo anaranjado

vienes a dormir
entrelazamos las piernas mientras me clavas tus pezones
naufragamos en nuestros extremos
despertamos con el primer rayo de sol
me das tu primer aliento
hacemos el amor
remoloneamos
me preparas un zumo de naranja mientras yo pongo la cafetera al fuego.

grande este Pessoa

No soy nada
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo...

¡Grandes logros de la humanidad!


Intento expresarte las batallas de mis existencias.
Lo que consigo: hacerte partícipe de mis novedades y de intentarlo con mis rutinas. Pero es que estas son más sangrantes y cruentas, las que se encallan y lo ponzoñan todo, las que no cristalizan en los sonidos que silban mis cuerdas, las que te intento cantar con los ojos y sólo consigo gritarte con la piel...

999 blancos

La estufa me arde la piel pero no me quita el frío, aunque la deje encendida todo el dia con la puerta cerrada. Las esquinas de mis sábanas permanecen heladas y lisas, ni el edredón ni el pijama las templa. Eso sólo lo consigue tu piel erizada cuando toca la mía.

Soy yo la que comienza a tiritar acurrucada y giro sobre mí misma, y sólo puedo entrever las sombras de otros. Cuando rozo con la espalda la pared, y zozobro en su gélido blanco que ni la oscuridad acalla. Es que sólo consigue hacerlo cálido la luz de una vela dibujando tu sombra y tragándose la mia.

miércoles, 22 de octubre de 2008

¿Por qué hago siempre lo opuesto a lo que me prometo?

martes, 21 de octubre de 2008

Intersección

Camino entre personas, puestos de castañas asadas y coches; esquivando, mirando sin oir todo lo que ellos escuchan, sólo lo que yo me empeño en escuchar (- como siempre - que diría mi madre...)


video


Te veo, vas delante de mí, acelero el paso, te alcanzo y cojo tu mano. No se que escuchas en tu reproductor, quiero imaginar que lo mismo que yo... me miras y sonríes.

Continuamos caminando...

Por y Para



domingo, 19 de octubre de 2008

























"Instrucciones para dar cuerda al reloj" Julio Cortázar.

brindemos


Saber que la gente conoce te hace un poco más inmune hacia ellos, te ves desde fuera y te entiendes más desde dentro... Algo así como el gran nexo de subordinación entre las penas y el alcohol. Explosiva mezcla de la que resulta un parlotismo manifiesto y necesario. Desinhibido y liberador... como si lo que saliese de tu boca no se refiriese a ti, como si en vez de hablar de uno mismo habláramos del cara de la otra mesa, ese que nos cae como una patada en el fardo.

Hablar para representar, representar para sobrevivir. Es como continuar con la vida pero sin acreditarla tuya, fuera del pensamiento de que lo que llevas andado está fuera de tu alcance. Es crearte desde dentro con la objetividad desde fuera... Representación de una fortaleza que brota al desenterrar toda la ponzoñita - esa que sólo saca la garrita cuando te la encuentras de frente en las soledades de los momentos lúcidos del día. La que te va clavando las uñitas, con cuidadito y bien adentro, no se vaya a desenganchar de las paredes del alma -.

Coges ese trocito de mierdecilla y la pones frente a ti. Y qué bien encontrártela de cara fuera de la soledad de tu habitación. A ver si ahora estamos en la misma posición, a ver quien puede ahora a quien!, ¡Es como un workshop! A dar formas a las mierdas de cada uno! Quién sabe!! a lo mejor hasta le puedes dar una divertida, como de vaca con tutú...

Y te ries, ahí en pleno centro de la amargura, le encuentras el lado cómico... La vigorosidad absoluta! que bienestar, saber mirarse desde fuera! sacar ese complementario carácter censor que siempre te va diciendo lo que haces bien y lo que no, poder convertirlo aquí y ahora en tu persona al completo! ¡Qué deleite! ¡reirte de tus propias miserias como si no repercutieran en ti!

¡¡póngame uno doble por favor!!

viernes, 17 de octubre de 2008

Nuit

El cielo está rojo, de un rojo plomizo, con el color de las flébiles madrugadas de gabardina y cuello alzado, de llovizna y calima, de luces parpadeantes y paisaje distorsionado, de frio ambarino y nostalgia envolvente...subimos las escaleras que nos conducen a la azotea, ¡camina con cuidado! las tejas oscilan en cuanto apoyas un pie (no te digo si pones los dos..). Escalamos como gatos, saltando de habitación en habitación, de casa en casa, de tejado en tejado:

- "Ahora estamos encima de la casa de la mujer con sombrero de flores y zapatos de charol!"

- "y este es el baño del vecino de mirada desconfiada y mano bajo el gabán" - suena la cisterna.. no podemos sino reir y salir corriendo!

- " ¿sabes? creo que podríamos recorrer la ciudad entera saltando de casa en casa, viendo como las parejas hacen el amor, contando los orgasmos de los que puede disfrutar la ciudad en una sola noche... mejor, ¿por qué no me haces el amor aquí mismo? vamos a entrar dentro del padrón del deleite..."

Cada azotea tiene un color distinto, una textura diferente, lo siento en la piel, a través de los zapatos... en la espalda, cuando me coges por la cintura y me apoyas entre los mínimos espacios que hay entre cada teja. Cuando me acaricias la cara y mientras miro a la bóveda grana me cantas al oido...

"...take me to the moon, let me play among the stars..."

martes, 14 de octubre de 2008

Folhas

me resbalo y caigo de bruces, al menos no es directamente contra el suelo. Nunca suele ser así y es que tengo la suerte de caminar siempre por asfaltos perforados y tengo más suerte aún al caer siempre dentro de los agujeros que intento evitar. Eso hace que la caída no sea directa y que mientras caigo vaya diciendo: - "hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien... la caída no es lo importante. Lo que importa es el aterrizaje...".

Son esos instantes de expectante indiferencia los que hacen que no sea capaz de aferrarme a ninguno de los salientes con los que me atizo a medida que voy cayendo...hasta que de repente y sin darme apenas cuenta comienzo a flotar, así sin más...Y una espléndida hoja de tamaño desproporcionado está debajo de mi, con los foliolos adecuados para que no vuelva a resbalar... a ver si esta nos dura algo más...

lunes, 13 de octubre de 2008

10 Octubre

video

Creo que no supe asimilar tanta admiración, que se me escurrían los complejos entre tu perfecta visión de mi persona, verdades escamadas que tú no sabías o no querías ver...

Siempre me has dibujado un poco más bella, del color verde de tus mayúsculos sentidos. Porque, como dijo aquél neurótico, haces que quiera ser mejor persona. Y te lo digo ahora que pasa el tiempo y se que no es un pensamiento fugaz que pasa por mi mente en función del grado de dependencia cariñosa que tenga este día. Porque con distancia y frialdad las cosas son más sólidas, más fuertes y sinceras. Se ve todo sin el halo de distorsión que dan las altas temperaturas y se, ahora lo se - aunque luego me las quiera dar de melancólica y sufrida...- lo afortunada que soy.

Y aunque yo ni siquiera tuve, ni tengo, la destreza para poner el caleidoscopio en la realidad de la que nos haríamos dueños de cada cual - entre otras cosas porque ni siquiera sabía, ni se aún, donde se encuentra la mía y por oposición no podía localizar la tuya -, te juro que lo sigo (y seguiré) intentando...

Tú ya lo conseguiste hace mucho, creo que naciste con esa virtud...

Y perdóname por modificarte el post, pero ya me conoces. Inconformista, todo lo que hago pudiera haberlo hecho mejor... Y como esta es una realidad tangible de la que sí me hago dueña, lo modificaré una y mil veces para que me recibas como yo quiero que sea, como yo siento que es, para poder dibujarte poco a poco, un poco más del correcto tono amarillo de mis minúsculos sentidos...

Felicidades.

martes, 7 de octubre de 2008

La mano

rayo

Imponente. Noventa metros de eslora se expanden hacia el horizonte donde el atezado límite sólo deja ver las luces que indican que, por una vez, no es vacío lo que sucede a la oscuridad.

<<...Allá al fondo está la muerte, ¿te atreves a encararla?...>>

La noche está increíblemente hermosa, las estrellas lucen con todo el esplendor que las urbanas luces de neón consienten, que ya es...

La dilación del barco está ataviada con flotadores en azul y blanco...una enclenque escalera de cuerda es la única invitación perceptible del barco para abordarle, aún así impele...

<<Sujétese con una mano el alma, mientras con la otra se apuntala la hombría...>>

Llegamos a la parte de arriba, la visión es espectacular, el olor a madera húmeda y restos infectos del puerto queda entre medias de la sutileza y la laceración...

<<Ahora se abre un nuevo plazo, el de Santiago remontando su barca, el de Ismael planeando su gran caza en el Pequod, el de Farragut ansiando su cetáceo...>>

Abrimos escotillas, buscamos entradas, salidas y agallas para hacerlo, nos puede la cobardía... los plazos de ensoñación acaban con un súbito e indeseado desenlace, nos puede la cobardía...es que no estamos hechos de sal y epopeyas...

lunes, 6 de octubre de 2008

Domingo

El día se ha levantado plomizo, a pesar de que el sol rabiaba amarillo, yo lo he hecho con cabeza pesada y de ahí todo encadenado...

Ha sido día de aire corrompido y pereza para respirarlo fresco; de atomización, de mirar y no hablar, de quedar entre tus...

Ha sido día de mirar 5 veces el correo aún a saber que no habrá nada interesante, de darme fuerzas para leer un poco más, de limpiar azulejos y sacar basura.
Ha sido día de Sunday Morning y de Sweet Jane. Ha sido día de "She's a like a rainbow", de pretender ser haz y convertirme en torreón. Ha sido día de dejar el móvil en la habitación para ver si ante su olvido inminente da señales de vida tras las últimas 48 horas... de dar vueltas y nadear.

Ha sido día de Blues teñido de jazz, de ver todo fuera de lugar, de desear que el contrabajo permanezca y un rayo parta la eléctrica (y al que la toca). Día de ir al Tejo y encontrar orden, de no ver libros por las mesas y no escuchar bossanova, de cantar en chino llorando tradición, de rupturas absurdas y discordes divertidos, de regreso paranoico y noche embriagadora...

Hoy, domingo, ha sido día de recordar, de conocer y no poder alcanzar el detalle perfecto. De esperar y no llegar. De pintarme de hastío y dejárselo a las chambas, que nuncan caen del lado observado...

jueves, 2 de octubre de 2008

"Por favor, cuiden suas pertenenças"

Llega el metro, la gente sale al galope para alcanzar el último vagón que se adelanta a lo largo del andén hasta llegar a la mitad. Suena el aviso de cierre de puertas, nos ponemos en marcha y me embebo en mi última adquisición antropológica... imbuída en los melódicos lances de María Severa recorriendo las tabernas lisboetas del S XIX en busca del mejor postor al que deleitar con sus cadentes acordes a cambio de un poco de resguardo y tranquilidad en el conturbado desorden de la velha cidade...

En ese momento, alzo la mirada y veo aparecer a un lisiado ciego que entra en el metro, las miradas instantáneamente se dispersan por los lugares más inexplorados del vagón. El hombre avanza, quedo, tanteando con el bastón en busca de la especie de barra americana interpuesta en su paso por algún ladino ingeniero. La esquiva y continúa murmurando "se voçês tenhen um pouco de vontade...". En ese mismo instante noto como la vontade se nos atomiza entre él y el, de repente, corrompido aire del convoy. Le miro, buscando las fuerzas para meter la mano en el bolso y sacar alguna moneda, pero me paraliza la desidia de no intuir lo pragmático de la acción, de querer desentrañar si servirá más darle escasas monedas para hacer de mi conciencia un gesto más amable o de la realidad un aspaviento más grotesco... y me quedo así... pillándome los dedos con la cremallera oxidada, evocándome la vida con sangre hasta en las vergüenzas...

Mientras, pasa por mi lado, llegamos a Anjos y el hombre se baja del vagón.

Me retraigo...

una partida de ajedrez frente a mi, recapitulaciones tras la cerviz

Las únicas sombras que te rodean son las que se dibujan de noche en tus paredes con el único fulgor de la calle. Las sonrisas que más me calientan las ganas son las que emanan de tus poros.Tus huellas aún palpitan en mis recodos, a los que sólo tú tienes acceso, son de aforo limitado y de reservado derecho de admisión. Tú, el único en mucho tiempo que se ha ganado la legitimación de paso... porque amas cada instante que pasa por tus retinas, porque haces que la vida sea mucho más amable, porque no existen desfiladeros infranqueables ni abismos inabarcables... porque construyes puentes sin apenas darte cuenta de cada piedra que pones...

domingo, 28 de septiembre de 2008



no te cojo el teléfono porque me da miedo sentirme torpe a tu lado una vez más. Por eso y porque quiero saber si tu podrías hacer algo más para que sea ésta sensación no admitida inter nos...

madrigueras

me atomizo en partes y busco los mejores escondites para cada estado de mi ánimo, me empeño en perseguir al maldito conejo para poder caer siempre en el agujero que nadie más puede encontrar. Me verás alegre, sonriente o pensativa, pero nunca me verás dudando de mi por ti.

Bom dia

Cuando desperté esta mañana y vi que no te tenía al lado, supe, de repente, que ni siquiera habías venido. Cuando desperté esta mañana y vi que no te tenía al lado, supe, de repente, que ni siquiera habías venido. Cuando desperté esta mañana y vi que no te tenía al lado, supe, de repente, que ni siquiera habías venido....

Hubiese podido quedarme esperando a que abrieses la puerta, impaciente por diluirme bajo tu sombra. Lo habría hecho de haber bailado menos coladeiras y más funaná...

Pero esta mañana, cuando desperté, la sensación de desolación y estupidez volvían a pintar lamentos, así que se me cristalizan las ganas y me rompo otra vez... Con la dignidad descompuesta en las manos decido escribirte unas palabras en la puerta a lápiz.

Tendría que haber usado el pentel...

viernes, 26 de septiembre de 2008

Hoy



- un dibujo bajo las sombras de la vela
- el maldito zotero
- la lámpara que cae
- los cristales en el suelo
- tomar una cerveza
- salir al patio y notar el sol prendiéndome la vida
- el espejo roto
- leer los blogs que me gustan
- tomar ideas, o copiar...
- la bello y lo insignificante
- lo que me pondré para el concierto de esta noche
- desear encontrarte
- notar el pinchazo en las entrañas cuando te recuerdo entrando

jueves, 25 de septiembre de 2008

martes, 23 de septiembre de 2008

Huídas

Nos miramos, se nos revienta la complicidad cuando se dirige a la otra sala. Nos miramos, la carcajada en los ojos...miro hacia atrás... nos miramos... me refractas hacia nuestra recién creada brújula, la tuya y la mía, la de los dos...

Comenzamos a caminar deprisa. Yo comienzo a murmurar algo, tú aceleras más el paso. Intentamos abrir la puerta ya con el corazón bombeando adrenalina, está bloqueada, no! es al revés!.

El aire nos golpea! el pecho aún más fuerte! Comenzamos a correr como si se nos fuese la vida en ello, temiendo que el camarero encorsetado salga a la puerta y comience a dar gritos con el puño en alto...los latidos son vertiginosos y aplastantes, no me dejan apenas correr. Nunca he hecho esto y se me agolpan alientos en los ojos... nos separamos un momento, nos volvemos a encontrar en la callejuela siguiente y cuanto más lejos estamos más nerviosa yo.., más excitada, más sientiéndonos sintiendo...

mi nornoroeste cuarta al sur...
apaixonada...

rutinas

me levanto tras remolonear un rato, la luz entraba por la puerta de la habitación..
tengo la sensación de que comienza un día que me apetecía disfrutar, encendí el ordenador y me conecté al mail, no había ningún mensaje tuyo. Ya, tampoco lo esperaba...

Me preparé un bol de cereales e intenté ayudar a desentrañar quién es W.H. Vamos linda, tenemos que abrir el corazón de Shakespeare. Demasiados cereales, tiro unos cuantos... Toca ducharse, comienza a velarse el aroma de piel madura, como dice Lara. De repente, recuerdo el cañón del río lobos, ahora...tengo clase a las 14.30. ardua tarea de volver a buscar las aulas...Hace calor, salgo de la ducha en bragas, me dan igual mis testosteronados compañeros, hace calor...

tengo que buscar algo sobre R. Flaherty y Dziga Vertov.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Destierros...
























Antonio López Torres. 1972-1975.


Me ocurre que día tras día aguanto las puntuales visitas del alma. Siempre llega en los momentos más inoportunos, esos en los que más desolada me siento. Como cuando se te llenan, de repente, la boca y los pulmones del agua que entra por la caña de aire.
Y se presenta así, sin avisar, acompañada de la inesperada representación de mi existencia. Y me agobio, ¿sabes? es como caer a un pozo de alusiones...

Ahí, de repente, aparece me hago cargo de lo sustancial del momento, el meollo de nuestra cuestión que se dice...

Me percato de que, por mucho que me empeñe en mantener la respiración bajo océanos de instantes, y muy a mi pesar, no son esos momentos presentes que tanto nos esforzamos en disfrutar los que nos sustantivan. No me hacen obviar todo lo que se desprende del tabique de atrás, cascotes de ayeres no tan lejanos que se escurren por las grietas de los ahoras de los que me hago protagonista... Y es entonces cuando llega el delirio de encontrarse.


Y no es sólo construir el puente del "estar" al "ser", es que supone topar con la sustantivación, Maurice, infringir el non plus ultra. Es que supone caminar con pies descalzos por los espinosos campos de la adjetivación hasta alcanzar lo inexorable... Es que es saltar un telón de acero para quebrarse el cráneo en el jodido "somos" y dejar atrás el confortable "seré"...

Me refiero a perder los derechos de que los que me creía portadora y de no poder aferrarme a las esperanzas que un día creamos. Te hablo de cambiar ideales en base a circunstancias, de torrentes de ocasionales pasados y de oscilaciones constantes que, aunque las naúseas lo imploren, nunca cesarán...para poder sobrevivir...

Cuando me abaten ráfagas de sustantividad y no logro contrapesarme entre aplastantes instantes de realidad. Dime! qué puedo hacer - ahí, en ese justo momento - cuando, como decía el chileno, me canso de ser hombre...

sábado, 13 de septiembre de 2008

Brunilda

Hay días en los que se me envalentona el alma,
de repente se vuelve una carga que no puedo portar.
que se ensancha, se ensancha y ya no me cabe en la cajita de los pendientes,
que se expande, se expande y no entra en la maleta de ruedas,
que se propaga, se propaga y ya no la abarca el cuerpo.
Te la dejo para que me la cuides, para que la metas debajo de la almohada hasta que dejes de tener los pies mojados...

miércoles, 10 de septiembre de 2008

tengo miedo de mi!!
ha estado bien...

martes, 9 de septiembre de 2008

Oh Karen!

video

DesRecuerdo

creo que me voy olvidando de ti...
al mismo tiempo que yo continúo inmersa en mis mudanzas, tu - al fin - desalojas la fracción de mi cabeza en la que has estado habitando fuera de plazo (y esto supone, como sabrás, una parte de la fianza que no te será devuelta)
Creo que - como decía una poetisa que no paraba de escribir en las paredes, espejos, quicios o lo que encontrara - ya puedo asegurarlo:

"de lo único que me acuerdo de ti, es de mi..."

lunes, 8 de septiembre de 2008

ESO ERA AMOR

Le comenté:

—Me entusiasman tus ojos.
Y ella dijo:
—¿Te gustan solos o con rimel?
—Grandes,

respondí sin dudar.
Y también sin dudar
me los dejó en un plato y se fue a tientas.


Ángel González

Mis Silencios: Parte I



Hoy, sentada en el sofá de casa de mi abuelo, después de una grasienta comida a base de huevo, morcilla y chorizo - todos ellos fritos en comun-(un)ión -, me he percatado de la más magna herencia familiar: los silencios...

Y es que en mi casa no se habla con palabras, más bien con eso, con silencios o (también he de decirlo), con gritos. Lo que ocurre es que de estos no me interesa mucho participar...

Quizás de ahí mi poca pericia a la hora de explicarme con palabras, lo hago mucho mejor con letras .


De esta sublime herencia -que nunca había apreciado en realidad - se deriva mi peculiar destreza para intuir, a veces sobre-intuir, lo que conlleva un silencio. En realidad, modestia aparte, se podría decir que tengo una maestría en Silencios de toda índole:

- Silencio Confortable/Convenido: los que son cómodos y ausentes, prácticamente no te das cuenta de que se ha producido. Veáse cualquiera que se de con tu pareja al despertar y tomar un café juntos, o el que se produce constantemente con la familia (y aquí incluyo no solo parientes consanguíneos)

- Silencio Embarazoso: cuando se espera que la otra persona inicie una conversación, la que sea. Suele darse cuando estás con una persona que no conoces mucho o en las primeras citas...

- Silencio Perturbador: Éste es uno de mis favoritos, suelen ir acompañados de una tímida caída de ojos, o de un ligero rubor en las mejillas (probablemente de ambos). Conmovedor...

- Silencio Mordaz (este también entra en el top ten de mis silencios): Aquel que se produce cuando alguien acaba de decir una patochada, suele ir acompañado de una media sonrisa burlona y una penetrante e inquisitiva mirada. Cuidado!! muy fácil de indentificar, sobre todo porque probablemente la otra persona se haya dado cuenta de que ha metido la pata...

- Silencio Evasivo/Obstaculizador: Aquél que se produce cuando alguien intenta iniciar una conversación que no te interesa en absoluto, veáse tipo pesado en un bar, en un mercado o por la calle, en realidad el lugar da igual.

- Silencio Asertivo: Suele producirse cuando se mantiene una conversación interesante para las partes y el interlocutor da una aseveración de lo más certera.

No es necesario decir nada más....

I was born to love no one
No one to love me
Only the wind in the long green grass
The frost in a broken tree

I was made to love magic
All its wonder to know
But you all lost that magic
Many many many years ago

I was born to use my eyes
Dream with the sun and the skies
To float away in a lifelong song
In the mist where melody flies

I was made to love magic
All its wonder to know
But you all lost that magic
Many many years ago

I was born to sail away
Into a land of forever
Not to be tied to an old stone grave
In your land of never

I was made to love magic
All its wonder to know
But you all lost that magic
Many many years ago...

domingo, 7 de septiembre de 2008

Tiene un nudo en el estómago, se la ve distante... escucha las envolventes "voices" de Nick Drake. es raro, porque sabe que no le queda mucho tiempo: ni en ese lugar, ni en esa situación...
En realidad tiene miedo a lo que pueda venir después...

Ella, que siempre anda pregonando a voz en grito que no hay que temer los cambios, que el miedo es cosa de indolentes, ella que nunca habría aceptado que le pusiesen el cartel de abandonada.
Ella que siempre ha sido lo suficientemente valiente hasta para decir... NO LO SE!

"tell me my friend, my friend
where can it end, it end
this voice from above..."

proximidades

no hay personas, sólo gente...
no hay personas, sólo gente...
no hay personas, sólo gente...

jueves, 4 de septiembre de 2008

Querida...

conformas aquí
constituyo con TE...
suenas
me das formas...
tu responsabilidad
mi encomienda
Y ninguna es elección...

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Noúmenos musicales

"...le gustó mucho ver como de pronto, por bajo la línea del violín, delgada, resistente, densa y directriz, se elevaba, como en líquido tumulto, la masa de la parte de piano, multiforme, indivisa, plana y entrecortada, igual que la parda agitación de las olas, hechizada y bemolada por la luz de la luna. Pero en un momento dado, sin poder distinguir claramente en un contorno, ni dar un nombre a lo que le agradaba, seducido de golpe, quiso coger una frase o una armonía - no sabía exactamente lo que era - que al pasar le ensanchó el alma, lo mismo que algunos perfumes de rosa que rondan por la húmeda atmósfera de la noche tienen la virtud de dilatarnos la nariz. Quizá por no saber música le fue posible sentir un impresión tan confusa, una impresión de esas que acaso son las únicas puramente musicales, concentradas, absolutamente originales e irreductibles a otro orden cualquiera de impresiones..."

Por el camino de Swan

zapatos de fuga

Busco:

Emigrar a cualquier ánimo mejor que el actual. No tan superpoblado, no tan frecuentado. Cualquier otro dominio del entendimiento sinestésico. Cualquier otro que no sea el presente.

Solución:

Construir unos zapatos de fuga, mis propios zapatos de fuga!! de color amarillo y con poco tacón para que la adaptación sea progresiva y no me destrocen los callos...

PAQUETES TURÍSTICOS. promociones especiales en temporada baja!!!

Pack Especial

Destino: la dulzura de la dicha

Instrucciones de uso:

Para este caso se precisa coger un bote de mermelada de frambuesa hecha tres horas antes, una cuchara, y los zapatos.

Se introduce todo en una cesta de mimbre.

Camine hasta el bosque más cercano. Localice la ortiga más grande y extienda sobre ella tres cucharadas de la mermelada de frambuesa. Cálcese los zapatos y camine hasta situarse encima de la dulcificada planta. Coja una de las melodías que vuele en ese momento y comience a cantarla bien alto.

Bonne voyage!!

martes, 19 de agosto de 2008

12 noches

Entre luces amarillas, yonki-parkings y teclados electrónicos al más puro estilo camelero desfasamos nuestras reflexiones sobre lo que nos permanece, imbuidas en el irrefrenable deseo de encerrarnos en un ciclo que no podemos dejar de completar.

Bailamos y saltamos entre canciones que recuerdan una composición cualquiera de Carlos Castellano - testigo imperecedero de nuestras tonadillas particulares -, como si fuese Sines nuestra última reserva de serotonina, como si después de esa noche no quedase nada bueno por esperar. Sucesiones de imágenes, sonidos, y comentarios que (mientras comemos y bebemos, reímos, pataleamos...) obstinadas, no podemos dejar de hilvanar. Conscientes de lo mucho que ayudará el recuerdo de estos instantes.


"Mira la oronda Catalina! mírala orgullosa en su influencia, dirigiendo las mareas de nuestros paralelos refugios!!"

Y entonces se que todo momento a tu lado adquiere voluptuosidad en el tiempo. Añadimos los niveles y desniveles que te intensifican y van tapando las bidimensionales partes de mi persona. Me desaparezco entre nuestros recuerdos, quedando sólo tú. Sólo el bienestar y tus palabras adecuadas en cada momento, tus gestos y mis alegrías a tu lado, el eco de una risa que nadie más puede intuir.

video

domingo, 3 de agosto de 2008

La posesión más preciada del diablo

"Todo es espejo!"

-Octavio Paz-

"...vivía delante de su gran espejo sombrío, el famoso espejo cuyo modelo había diseñado ella misma...Tan confortable era que presentaba unos salientes en donde apoyar los brazos de manera de permanecer muchas horas frente a él sin fatigarse. Podemos conjeturar que habiendo creído diseñar un espejo, Erzébet trazó los planos de su morada. Y ahora comprendemos por qué sólo la música más arrebatadoramente triste de su orquesta de gitanos o las riesgosas partidas de caza o el violento perfume de las hierbas mágicas en la cabaña de la hechicera o -sobre todo- los subsuelos anegados de sangre humana, pudieron alumbrar en los ojos de su perfecta cara algo a modo de mirada viviente. Porque nadie tiene más sed de tierra, de sangre y de sexualidad feroz que estas criaturas que habitan los fríos espejos...

Un color invariable rige al melancólico: su interior es un espacio de color de luto; nada pasa allí, nadie pasa. Es una escena sin decorados donde el yo inerte es asistido por el yo que sufre por esa incercia. Éste quisiera liberar al prisionero, pero cualquier tentativa fracasa como hubiera fracasado Teseo si , además de ser él mismo, hubiese sido, también, el Minotauro; matarlo, entonces, habría exigido matarse. Pero hay remedios fugitivos: los placeres sexuales, por ejemplo, por un breve tiempo pueden borrar la silenciosa galería de ecos y de espejos que es el alma melancólica. Y más aún: hasta pueden iluminar ese recinto enlutado y transformarlo en una suerte de cajita de música con figuras de vivos y alegres colores que danzan y cantan deliciosamente. Luego, cuando se acabe la cuerda, habrá que retornar a la inmovilidad y al silencio. La cajita de música no es un medio de comparación gratuito. Creo que la melancolía es, en suma, un problema musical: una disonancia, un ritmo trastornado. Mientras afuera todo sucede con un ritmo vertiginoso de cascada, adentro hay una lentitud exhausta de gota de agua cayendo de tanto en tanto. De allí que ese afuera contemplado desde el adentro melancólico resulte absurdo e irreal y constituya "la farsa que todos tenemos que representar". Pero por un instante -sea por una música salvaje, o alguna droga, o el acto sexual en su máxima violencia-, el ritmo lentísimo del melancólico no sólo llega a acordarse con el del mundo externo, sino que lo sobrepasa con una desmesura indeciblemente dichosa; y el yo vibra animado por energías delirantes."

Alejandra Pizarnik - El espejo de la Melancolía


Partes Aritméticas

Me dijiste que iba muy "a saco", que a ti no te gustaban las cosas tan rápidas. Entonces, decidí aminorar la velocidad de mis deseos, permutarlos de forma directamente proporcional a la de tus extravagancias.

Me pregunté si preferirías un poco de sensorialidad administrada en pequeñas dosis de 1'5 miligramos, porque los números impares son mi debilidad, aunque para ti sean los pares los números perfectos - "porque siempre serán divisibles entre dos y darán un número entero" - , como las partes de ti que conozco.

Yo soy más de números impares, de cosas incompletas, de partes inacabadas...
1'5, como la parte proporcional de mi sustancia que te pertenece. Aunque puedo regalarte una más, que sumadas hacen 3. Una tercera parte de mi número favorito que - como habrás adivinado si es que no lo recuerdas - es 9. Tres veces tres, ahí queda todo. Ofertado en un 3 X 2, que hacen 6, que es número entero y par, divisible entre dos que siempre dará 3, como las personas que me siento a tu lado.

La que te besa, la que te habla y la que se calla por miedo a decir algo que no sea adecuado.

Dia Perfecto

Te regalé un libro de Whitman. Mientras, tú me buscabas en uno de Dostoievski.
Te besé con sabor a té de menta. Mientras, tú me decías que no te gustaba enlazar tus deseos con tus obligaciones.
Te hablaba de Poe. Mientras, tú me perdías en las miradas de Baudelaire...
Te pretendí desnudo. Mientras, tú vestías los calzoncillos de tu padre...
Te perdí en el momento en el que deseé poseerte. Mientras, tú te difuminabas entre ausencias...

viernes, 1 de agosto de 2008

viernes, 25 de julio de 2008

Los Jardines de la Humanidad y el entretenimiento del Alma




Tábula Rogeriana

Al-Idrisi. 1154.


Rumbos Colaterales

Entro en mi habitación, es un desorden absoluto: el sofá está ladeado, casi en medio del espacio, las mangas de una camisa azul de seda caen deslizándose por el reposabrazos hacia el suelo... La puerta abierta del armario casi da con el, deja el espacio mínimo de las más pequeñas partículas que nunca se tocan.

La incómoda contemplación durante unos minutos del gato lamiéndo su raído pelaje encima de mi cama, se va transformando en agradable tranquilidad y tibio recogimiento que me empuja a sentarme, abrir el ordenador y escribir lo que sobrevenga de la observación.

El ventilador continúa de pie parado, sin tambalearse - por una vez, en su permanente estatismo, me fijo en él - en el centro geográfico del inmensidad espacial que alcanza la habitación.

Quizás un poco hacia el Nornoroeste cuarta al norte, depende de la equidistancia de mi innegable posición física.

Quizás un Sursureste cuarta al sur, depende de mi instantánea refractariedad.

Tal vez un Estenoreste noveno al nadir de mis más hondas nostalgias, depende del grado de inclinación de mi materialidad.

Un caos de direcciones en el que las flechas que parten en todos los sentidos no parecen llevar a remotos mundos ni a célebres hazañas. Más bien a una inexorable linealidad...

Este espacio que, aún dentro de mi envolvente introspección, no consigo convertirlo en propio.

Será que sigue indeterminado el color distintivo del que deseo pintarlo..

lunes, 21 de julio de 2008

vino y servilletas

Recupero las parcelas que cultivamos ayer, baldías hoy.
Giros no permitidos en la permanente linea recta del recuerdo a destruir.
Bloques de ladrillo a modo ornamental.
Carrera de obstáculos entre bolsas de basura.
La música se detiene, el vino permanece.
Estaremos 4 días o así... ahí estaremos... video

mitomanías


Viajaremos sobre balas de cañón con destino a la luna mientras saboreamos mi flash de fresa. Sólo si prometes no volver a comparar a Perseo con San Jorge... Sólo si prometes contarme durante el viaje cómo Susano Oh vence a la serpiente de ocho cabezas... Sólo si me emborrachas con sake... Sólo si traicionas por mi amor... Sólo si prometes convertirme en peineta y asirme a tus cabellos hasta que desaparezcamos del mundo... hasta que el mundo nos desaparezca...









Gustave Doré

domingo, 20 de julio de 2008

cesto de paja

Adoquín, escalón, cuesta, exhalación violenta, pero llego hasta el camino de la ría y camino ya más relajada mientras el sol me calienta la nuca descubierta en una coleta.

En la mano un cesto de paja con asas y tapas, del que sobresalen el pan, unas cuantas uvas y la cola de un fresco bacalao...

Un cruce de miradas bajo un saludo de sombrero

La terraza de un café, las sillas de metal se tambalean sobre el desigual asfalto...

La muerte de Artemio Cruz sobre la mesa

Mi cigarro se consume en el cenicero frente al café humeante, los humos se anudan...

Y todos los humos, el humo.

ojos llenos de noches



ocurre que cuando te vas los ojos se me llenan de noches. Ocurre que cuando marchas se me recogen las sábanas entre los muslos y me diluyo entre mis dedos para reconocerme bajo permanentes silencios. Sucede que cuando te vas me quedo, bajo rendijas de estaño, gritando con la piel lo que se congela en los labios, gritando entre golpes de ventilador...